Tena 19 de junio de 2020.- Angie Jiménez, primera graduada de Ingeniería en Ciencias del Agua de la Universidad Regional Amazónica Ikiam, presentó un estudio de la dinámica de transporte del agua en las cavernas de Jumandy. Estudios de esta naturaleza, son indispensables para entender cómo varía la precipitación en la Amazonía en diferentes escalas de tiempo.

Angie investigó los factores que afectan la composición isotópica del agua lluvia y el agua que se infiltra en la caverna de Jumandy, ubicada en Archidona, provincia de Napo. Su trabajo indica que es posible realizar estudios paleoclimáticos en la caverna de Jumandy basados en análisis de estalagmitas, que son estructuras columnares que se forman en interior de la caverna.

La ingeniera Jiménez decidió estudiar este tema, debido a que existe escasa información de los controles sobre la variabilidad del hidro-clima en la Amazonía y estudios isotópicos dentro del karst (forma de relieve originada por meteorización química de determinadas rocas, compuestas por minerales solubles en agua), tomando en cuenta que el territorio ecuatoriano está formado del 5 al 10% por sistemas Kársticos. “Entre abril 2019 y enero 2020 se monitorearon variables meteorológicas e hidrológicas, y se colectaron muestras semanales de agua meteórica, percolada y agua que fluye dentro de la caverna para su análisis isotópico”, explicó Angie.

Su tutor Dr. Bruno Conicelli, docente investigador de Ikiam, comenta que el trabajo realizado es fundamental por el porcentaje de sistemas kársticos de la superficie terrestre del Ecuador y porque “parte de la población se abastece con agua subterránea procedente de acuíferos de esta naturaleza, sin embargo, los estudios en cavernas, son escasos. Por lo tanto, es necesario que exista información base, sobre el comportamiento del agua lluvia a través del sistema kárstico, pues a partir de esta información se pueden hacer estudios para conocer la recarga de agua y vulnerabilidad del acuífero, información necesaria para que el agua subterránea sea utilizada para dotar a la población”, indicó.

Por su parte, su co-tutor Dr. Bryan Valencia, docente investigador de Ikiam, acotó que es alentador tener estudiantes que den lo mejor de ellos por ser más, por mejorar y alcanzar sus objetivos y que Angie ha recibido una buena formación, lo cual es reflejo del esmero y dedicación de los docentes de Ikiam. Sobre su trabajo indicó que este “es la base que se requiere para entender cómo varía la precipitación en la Amazonía e interpretar registros de precipitación de miles de años contenidos en estalagmitas. En resumen, la dinámica hidrológica de la Amazonia depende de la precipitación y regula procesos como el secuestro de carbono que tienen el potencial modular el clima global. Entender cambios en la precipitación del pasado nos brinda información de su potencial variabilidad e impacto en el futuro”, concluyó.

Para finalizar, Angie expresó su agradecimiento hacia Ikiam “por la oportunidad de formarme con una planta de docentes de alto nivel de conocimiento. Especialmente agradezco a mi tutor Dr. Bruno Conicelli quien me ha transmitido su conocimiento durante todo el proceso de mis estudios en Ikiam, eso ha consolidado mi formación académica y personal. Sin duda su compromiso con los estudiantes es muy grande, eso permite que nos vinculemos a la investigación a través de trabajos de titulación muy productivos. Al Dr. Bryan Valencia mi co-tutor quien desde un inicio ha estado dispuesto a enseñarme, su capacidad de simplificar conceptos ha sido referencia en mi formación. Además, agradezco a la comunidad Ruku Jumandy Kawsay por su apertura en la caverna de Jumandy para llevar a cabo la investigación.

Ikiam fue creada para la Amazonía y generar una investigación dentro de la Amazonía en un campo poco estudiado y de gran potencial es satisfactorio”, concluyó.