Tena, 14 de mayo de 2019. _ La Universidad Regional Amazónica Ikiam sigue graduando a profesionales aptos para mejorar y trabajar por la conservación de los ecosistemas. Camila Torres Capelo, nueva ingeniera en Ecosistemas, presentó su tesis “Caracterización de saladeros y su relación con la fauna visitante en la Amazonía”, estudio centrado en revelar la función de los saladeros como sitios claves en los ecosistemas, analizando factores de intervención antropogénica (impacto humano en el medio ambiente), composición fisico-química del suelo y las visitas de fauna a los saladeros.

Lo saladeros son lugares naturales que se caracterizan por ser ricos en sales y minerales. El interés de Camila por desarrollar este tema fue la necesidad de afrontar los vacíos de información en este tipo de sitios que son claves en los ecosistemas a nivel ecológico y en el mantenimiento del equilibrio en los bosques, “las comunidades dependen de ellos y hay que considerar los impactos a los que se enfrentan los saladeros en bloques petroleros, lugares con alta cacería, o influencia de minería. Esta investigación es relevante desde el punto de vista de la conservación y la planificación y gestión de los ecosistemas, así como el trabajo en conjunto entre la ciencia y los tomadores de decisiones. Es vital que incida en cambios verdaderos, en sitios tan vulnerables como los ecosistemas amazónicos”, acotó.

“Este tema es fascinante, desde la perspectiva de que son varias especies de animales, aves y mamíferos, principalmente, las que tienen una relación con su uso como fuentes de minerales y zonas de alimentación, además de las interacciones ecológicas que allí ocurren”, indica Mauricio Ortega, co-tutor y docente investigador de Ikiam.

Su tutora, Sara Álvarez Solas, docente investigadora de Ikiam, comenta que “el estudio realizado aporta datos importantes para entender su funcionamiento y establece una metodología de línea base para gestionar áreas de conservación que tengan en cuenta estos importantes lugares de biodiversidad. Cabe recalcar que esta línea de investigación plantea muchas incógnitas y vacíos de información, y la tesis de Camila es un gran aporte para la ciencia”, por su parte, Mauricio Ortega agrega que este estudio “es pertinente para la ciencia, porque aporta con bases importantes de conocimiento novedoso para el desarrollo de tecnologías y protocolos encaminados a sustentar alternativas en el diseño de programas de conservación y manejo de fauna silvestre Amazónica”.

La tarea para desarrollar este estudio no fue fácil, tomando en cuenta la falta de información sobre el tema y el difícil acceso a estas áreas. Camila desarrolló un duro trabajo de campo, “pero Camila siempre demostró una gran pasión por lo que hace, siendo un ejemplo a seguir de fortaleza, lucha, perseverancia y profesionalidad, acotó Sara Álvarez. Para Mauricio Ortega, “Camila desarrolló íntegramente el diseño y toma de datos de la investigación, sorteó numerosas limitantes logísticos y de financiamiento para lograr un trabajo que requirió de su creatividad y profesionalismo. Aprovechó sus destrezas como científica y logró el apoyo de instituciones claves para la conservación de la biodiversidad, como son el Parque Nacional Yasuní, el Ministerio del Ambiente, guardaparques y la Dirección provinciales del MAE.

En Ikiam sabemos que nuestros nuevos graduados generarán aportes beneficios para la ciencia y la importante conservación de los ecosistemas.