Tena, 18 de mayo de 2020. _ Juan Francisco Ponce Sánchez, ingeniero en Ecosistemas de la Universidad Regional Amazónica Ikiam, presentó el estudio titulado “Biología reproductiva del cacao blanco (Theobroma bicolor Humb. & Bonpl.)”, que está orientado en comprender la reproducción del cacao blanco (patas muyu), con el fin de mejorar su producción.

Este cacao se está abriendo camino en mercados nacionales e internacionales, por su exquisito sabor y alto contenido nutricional. El estudio muestra que, si lo comparamos con los frutos secos que consumimos de manera regular como la nuez, almendra o anacardos, el cacao blanco presenta igual o más cantidad de proteína, fibra, hierro, magnesio y zinc.

Esta planta es comúnmente consumida por las comunidades de Tena y tiene una variedad de usos. “Se puede comer tostada, cocinada, con ají y en bebidas. Estas semillas ya se comercializan tostadas en California, Estados Unidos y en Quito”, nos explica Juan Francisco Ponce, quien decidió realizar esta investigación debido a la importancia que tiene la semilla. Su investigación está enfocada en la biología reproductiva de la especie, un aspecto poco conocido y crucial para la producción: “Si se comprende bien el proceso de reproducción, se pueden generar investigaciones y estrategias para incrementar la producción de las semillas. En la investigación se analizó la biología floral, la fenología reproductiva y las restricciones bióticas de la reproducción. Se encontró que las flores tienen medidas diferentes a las ya reportadas en otros países. Se registró que el árbol florece en los meses con mayor radiación y temperatura máxima. Por último, se encontró que en Tena existe una maleza lumbitzi y un hongo que disminuyen la productividad de frutos”, concluyó Juan.

Su tutora PhD. María Cristina Peñuela, docente investigadora de Ikiam, explica que el estudio de esta especie es muy importante para la región “en términos de que se está volviendo económicamente importante y tiene un buen potencial como un superalimento por sus contenidos nutricionales, en Ecuador no se ha publicado ningún trabajo sobre la biología de la especie. El trabajo de Juan es un trabajo lindo porque es ecología aplicada de una especie promisoria de la Amazonía ecuatoriana. Juan es un muchacho supremamente inteligente y muy curioso, tuvimos que aterrizarlo en algunas preguntas, pues quería abordar toda la biología de la especie lo cual requiere de más tiempo. Su tesis sienta unas bases importantes y necesarias para la continuación de los trabajos de investigación sobre esta especie”, concluyó.

Por su parte María Gabriela Zurita, co tutora y docente investigadora de Ikiam añadió “Juan es un profesional comprometido con la sociedad por que el estudio de esta especie genera información que puede ser difundida entre los productores de Napo y el país para un mejor aprovechamiento del cacao blanco”.