ECUADOR TRABAJA EN LA “LISTA ROJA DE ANFIBIOS”, PARA LA CONSERVACIÓN DE LAS ESPECIES

¿Sabías que los anfibios son controladores de plagas?, los anfibios juegan un papel importante dentro de la estabilidad de los ecosistemas, ya que son agentes controladores de plagas, su alimentación es a base de insectos y arácnidos, que muchas veces son animales nocivos para los cultivos e incluso que pueden ser perjudiciales para la salud del ser humano, sin embargo, varias especies están desapareciendo debido al cambio climático, la contaminación e incluso la extracción de su hábitat para la comercialización.

El Ministerio del Ambiente en cooperación con la Universidad Regional Amazónica Ikiam y el Centro Jambatu de Investigación y Conservación de Anfibios en apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Agencia Alemana de Cooperación Técnica (GIZ), han iniciado un programa para la conservación de las especies de anfibios que se encuentran en peligro de extinción en Ecuador.

 

Existen 598 especies de anfibios registradas en todo el país, los cuales ayudan a controlar poblaciones de insectos e invertebrados que mantienen el equilibro en el medio ambiente, sin embargo, hace ya 17 años que en el Ecuador no se realiza una actualización de datos que permitan conocer las especies de anfibios en peligro de extinción.

“El proyecto es de suma importancia para la conservación del medio ambiente”, menciona el Dr. Mauricio Ortega, docente e investigador de Ikiam, quien  explica que este proyecto está bajo la cooperación de académicos e investigadores especializados en anfibios de la Universidad San Francisco, Universidad del Azuay, Universidad Técnica Particular de Loja, Universidad Regional Amazónica Ikiam y la participación del estado con la intervención Instituto Nacional de Biodiversidad, quienes trabajarán hasta el 2020 para conocer que especies se encuentran en la “lista roja de anfibios”.

Los anfibios son de vital importancia para la vida de los seres humanos, ya que también aportan a la creación de medicinas entre analgésicos, antibióticos, estimulantes que mejoran la calidad de vida de las personas y por supuesto como un control natural de plagas; Esta lista roja permitirá generar políticas desde el Gobierno central y local, Universidades, Fundaciones, Centros de Investigación y cualquier ente preocupado por la conservación, para la protección de especies de anfibios que se encuentren en peligros de extinción.